Bienvenido al ::: SerTox :::!

     Menú
· Noticias
· Institucional
· Investigación
· Materiales Educativos
· Biblioteca multimedia
· Preguntas frecuentes
· Boletín
· Buscar
· Contáctenos
· Enlaces - Directorio
· Glosario
· Noticias x Mes
· Temas
· Top 15

EnglishSpanish

     Buscar


     Categorías
· Todas las Categorías
· Aportes
· Ejercicios
· Informan / Escriben
· La prensa
· Noticias del Sertox
· Recomendamos
· Toxicología al día
· Trivia toxicológica
· zNo sólo de tóxicos

     Blogs



     Manifiesto amianto





 Aportes: Desde México: Alerta ‘cáncer de asbesto’

Ver Imagen

Peligrosas chimeneas en San Pedro Barrientos (Foto: zocalo.com.mx)

Deja paraestatal legado de muerte. zocalo.com.mx. Agencia reforma. 15/04/13. Mónica Fragoso llegó a la sala de incineración el día de su cumpleaños 43.Horas antes, murió en brazos de su mamá. El asbesto y el cemento que respiró durante años en este pueblo se le volvieron cáncer y la asfixiaron.Al centro del patio de la casa, doña Candelaria Guerrero Flores colocó las cenizas de su hija en un altar con flores naturales alrededor y recibió a los vecinos que llegaron a rezar el novenario.“Ella fue a consulta porque le dolía el pulmón, tenía mucha tos y falta de respiración. Fue a hacerse unas placas y de repente le dijeron: ‘¿Sabe qué? Usted lo que tiene es cáncer y le quedan seis meses de vida’”.

Desde hace tiempo, la madre de Mónica tiene un dolor constante en la espalda, del lado izquierdo, desde donde termina su hombro.

“Me da miedo ir con un doctor a que me diga lo mismo”, asegura.

Candelaria llegó a vivir a San Pedro a los 16 años, se casó y crió dos hijas. Vivió cerca de Asbestos de México, que se asentó durante 56 años en el sitio y una cementera le quedó a unos 100 metros de distancia.

“Temo que esté yo también contaminada del pulmón porque en ese tiempo Asbestos de México soltaba mucha agua y aquí, como no había entubada, con la de la fábrica se lavaba la ropa. Las señoras de por acá iban a bañar a sus hijos a donde salía un canal de la empresa. Yo bañaba a las mías con agua de botellón, que en ese tiempo costaba 3 pesos 50”, relata.

El Instituto Nacional de Cancerología (InCan) emitió un documento que asienta la exposición a asbesto y cemento que la paciente tuvo toda su vida.

El diagnóstico fue mesotelioma, según refiere el expediente 000130073 que mostró Eduardo Bautista, el esposo de Mónica.

Se puso mal en octubre y le hicieron una primera cirugía, luego fue canalizada a oncología y la especialista pidió confirmación al Instituto Nacional, que la otorgó de inmediato. En diciembre, Mónica fue a tratamiento al Centro Oncológico de Toluca, explica María Candelaria.

“Ahora hay mucha gente que igual fallece de cáncer de pulmón por lo mismo: no se detectó a tiempo. ¿Y qué va a pasar con los niños?, ¿se van a morir a los 40 años? Es como una peste que no se declara ahorita, sino cuando pasa el tiempo”.

Mónica, refirieron sus familiares, nunca fue empleada de Asbestos ni de cementeras. Cumplió 18 años de trabajo en el Departamento de Bibliotecas del Ayuntamiento de Tlalnepantla. Sólo vivió, desde el nacimiento, en San Pedro Barrientos.

“Nos dicen que el cemento y el asbesto hacen efecto después de los 40 años. ¿Qué podemos hacer si aquí todo está lleno de cemento? “Tenemos Cementos Anáhuac a menos de 100 metros. Ahorita se puede ver los carros llenos de polvo y cuando estaba el asbesto era la tos, había olores. En la noche apesta a azufre”, añadió Bautista.

Roberto Fragoso es papá de Mónica y tiene 67 años. Contó que llegó al pueblo a los 5 años de edad y trabajó 32 como obrero en la cementera.

“En los estudios que me hicieron para darme la pensión salió que tengo problemas con los oídos y tengo polvo de cemento en el pulmón izquierdo, y ahora ya tengo problemas con mis piernas. Me acaban de operar los ojos”.

Mientras la familia de Mónica relata su experiencia, los asistentes al novenario los escuchan con atención, y uno de ellos limpia sus ojos con una servilleta.

Doña Candelaria aseguró que en las noches hay un hedor que marea.

“Es olor que da náusea. Nos está matando el asbesto y nos sigue matando el cemento. ¡Por favor, que nos quiten ese olor! Tampoco queremos que los jóvenes se nos enfermen. Ya que vengan a hacer pruebas para saber si estamos enfermos, para saber quién sí y quién no y que empiecen a tratarnos.

“Acá arriba, donde termina la calle Ejército Nacional, ya hase han muerto varios de cáncer”, aseguró la mujer.


Alerta ‘cáncer de asbesto’

Al menos 20 personas que en un año buscaron ayuda médica por asfixia o tos severa en este pueblo fueron diagnosticadas con un cáncer provocado por respirar fibras procedentes de una fábrica de productos de asbesto.

La Unidad de Investigación de Salud en el Trabajo del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), que realiza desde hace seis meses una investigación sobre el aumento de muertes por este tipo de cáncer pulmonar en el país, llamado mesotelioma, halló que de las 102 muestras que la unidad médica ha estudiado, el 20% proviene de esta comunidad.

Para Guadalupe Aguilar Madrid, quien dirige esta investigación, estos casos representan una alerta para las autoridades sanitarias, por lo que reclama la intervención urgente de especialistas para detectar y ayudar a enfermos de esta comunidad ubicada en la zona industrial de Tlalnepantla.

Aunque desde los años 70 en Estados Unidos se alertó sobre el riesgo de cáncer que representa el escape de fibras de este producto al aire, Asbestos de México operó hasta 1998. Las aguas residuales vertidas a cielo abierto formaron una laguna donde los niños nadaban como recreo habitual.

“Han desarrollado cáncer obreros de esa fábrica, esposas de operadores que lavaban en sus casas la ropa de trabajo y vecinos que nunca fueron empleados ahí, pero que vivieron en el pueblo”, puntualiza Aguilar Madrid.

“Algunos vecinos nos comentan que la empresa echaba agua adicional a los procesos para disminuir la emisión de polvos, pero eso es insuficiente para detener el lanzamiento de partículas al aire”, indica.

Las fibras de asbesto respiradas pueden alojarse en las células del mesotelio y producir el cáncer, cuyos síntomas tardan 15 y hasta 50 años en manifestarse, cuando la enfermedad está avanzada, explica.

Aunque la fábrica fue desmantelada hace 15 años, no hay registro de limpieza del suelo donde ahora hay bodegas.

“No sabemos con precisión cuántos pacientes más han desarrollado enfermedades por esta contaminación. Hay vecinos que refieren defunciones de familiares y amigos por enfermedades relacionadas con los pulmones”, advierte.

Sin remedioLos pacientes detectados con mesotelioma en esta comunidad han sobrevivido de seis a 18 meses después del diagnóstico en condiciones de dolor, pues no hay remedio alguno.

“Por lo general, llegan por una tos o porque sienten falta de aire. Les recetan antibiótico, pero el cuadro no se resuelve y se les envía al neumólogo, les sacan radiografías y el diagnóstico es derrame pleural. El tumor se instala en un capa que rodea al pulmón, crece y hay un líquido que empieza a comprimir los pulmones.

“Se les da tratamiento paliativo y, como no hay nada qué hacer en cirugía y la quimioterapia no les hace mucho, se dan de alta a su casa con medicamento para el dolor, tanque de oxígeno y se espera el fallecimiento”, lamenta la investigadora.

Leer relacionado, La prohibición del asbesto es la única medida de prevención eficaz: Cuéllar Cisneros. e-tlaxcala.mx. 16/04/13.Hasta el año 2012, más de 50 países han prohibido el uso de todo tipo de asbestos.“Gracias a la convergencia de preocupaciones e intereses entre el Centro de Investigación Laboral y Asesoría Sindical y su servidora, pudimos establecer una relación con la Dra. Guadalupe Aguilar Madrid quien nos transmitió su profunda preocupación por los daños a la salud causados por la exposición al asbesto así como su conocimiento sobre el tema.”

Lorena Cuéllar explicó que con fundamento en antecedentes y estudios científicos que la Doctora Aguilar Madrid ha conjuntado sobre los daños a la salud que causa esta sustancia, así como en las atribuciones del Poder Legislativo para abordar ésta problemática, ha elaborado un punto de acuerdo cuya finalidad es la de exhortar al Ejecutivo Federal a suscribir el Convenio No. 162 de la Organización Internacional del Trabajo, que data de 1986, y prohibir la utilización del asbesto, en todas sus variedades, dentro de la actividad económica; tomar acciones encaminadas a la indemnización de las víctimas del asbesto; y, establecer una vigilancia epidemiológica laboral y ambiental, ya que los daños pueden detectarse después de un periodo de latencia de 20 a 40 años.

Cabe destacar que en dicho documento se hace alusión a un marco explicativo sobre la utilización del asbesto de manera general y las consecuencias que tiene sobre la salud, mediante estadísticas nacionales e informes de organizaciones internacionales, mencionando las acciones que pueden y deben tomarse para combatir el problema.

Al referirse a la problemática, la legisladora perredista destacó; “también pretendemos, darle un seguimiento puntual a la respuesta del Ejecutivo y seguir impulsando el tema en la agenda nacional, a través de la difusión de información sobre los efectos nocivos en la salud por el uso del asbesto.”

Es importante señalar que la mortalidad registrada en el mundo ha conducido a que, hasta el año 2012, más de 50 países hayan prohibido el uso de todo tipo de asbestos. Los países que han adoptado tal medida, no han tenido mayor impacto en su economía, ya que existen, desde hace diez años, materiales sustitutos más seguros para la elaboración de los diversos productos que se hacen con asbesto.

“La principal problemática es que las industrias que utilizan asbesto y otras sustancias cancerígenas optan por trasladarse a los países menos industrializados y regulados, por lo que muchos de los problemas de carácter económico provenientes de las enfermedades generadas por los productos tóxicos y cancerígenos del Norte, se han trasladado a los países en desarrollo como México,  donde la regulación es muy laxa y la mano de obra no solamente es más barata, sino que también está mucho menos protegida”: Lorena Cuéllar Cisneros.

En virtud de lo anterior, la Senadora Tlaxcalteca presentó este día un punto de acuerdo que exhorta al Ejecutivo Federal a:

a)      Suscribir el convenio N° 162 sobre el asbesto (1986) de la Organización Internacional del Trabajo. 

b)      Derogar la norma oficial Mexicana NOM-125-SSA1-1994 prohibiendo el uso del asbesto en todas sus variedades y presentaciones, mediante  la expedición  de un Acuerdo elaborado por la Secretaría de Salud, así como de los productos que los contengan; y que prohíba su exportación como materia prima y la de aquellos productos manufacturados con asbesto.

c)    Que, a partir de la prohibición, se emita una Norma Oficial Mexicana, que contemple la Vigilancia epidemiológica de la población expuesta laboral y ambientalmente.
 
Crear un fondo con recursos federales y de las empresas del asbesto, para indemnizar a las víctimas del asbesto, cubrir los gastos de su atención médica, así como la vigilancia epidemiológica de las poblaciones expuestas a la fibra; y financiar el desarrollo de proyectos de investigación de pruebas diagnósticas tempranas y de tamizaje en estas poblaciones.

Ofrecen médicos pruebas gratis

Médicos realizaron una asamblea para ofrecer 200 pruebas a pobladores que deseen saber si padecen mesotelioma pleural, un tipo de cáncer derivado de la inhalación de asbesto. 

Guadalupe Aguilar, epidemióloga de la Unidad de Investigación en Salud en el Trabajo del IMSS, encabezó la reunión ante unas 100 personas que viven en el pueblo que concentra casos del llamado "cáncer de asbesto".

Por más de dos horas, Aguilar explicó qué es la materia que trabajó aquí 56 años Asbestos de México, S. A., por qué se prohíbe en otros países, y cómo las fibras del producto causan cáncer pulmonar, mesotelioma pleural, peritoneal y otras enfermedades.

Dado que han ocurrido en los últimos años defunciones continuas de vecinos por cáncer pulmonar, la especialista invitó a 200 personas a verificar si tienen indicios de cáncer.

En muestras de sangre se analizarán los niveles de cuatro sustancias: mesotelina, podoplanina, trombomodulina y calretinina, para saber si está presente el cáncer que en un año se detectó en 20 pobladores de esta comunidad, precisó la especialistas del IMSS.

"Si hay proporciones altas de estas sustancias, sabremos la presencia de un tumor y calcular en qué etapa se encuentra. Así podremos pedir atención temprana. En las poblaciones que están o estuvieron expuestas a emisiones de partículas de asbesto en el aire, podemos hacer vigilancia y pruebas", comentó. 

La experta, junto con Cuauhtémoc Arturo Juárez, también médico especialista, anunció que las pruebas se harán lunes, miércoles y viernes en el Hospital de Lechería, municipio de Tultitlán, Estado de México.



¿Y quién sigue?'. Por Evlyn Cervantes. San Pedro Barrientos, Estado de México (16 abril 2013).- Entre la casa número 54 y la 68 de la calle Adolfo López Mateos de esta comunidad de Tlalnepantla hay siete moños negros en las fachadas.

Ernesto Escalera Pavón vivía en el 68 hasta hace tres meses. En un altar, junto a un crucifijo, se ve en una foto con el uniforme blanco de futbol del equipo Unión.

Para su viuda, María Inés Basurto Campos, Ernesto es la décima persona de la familia que muere por el mismo mal: cáncer de pulmón.

"En las placas que le sacaron a mi esposo encontraron residuos de asbesto. Todos hemos vivido siempre aquí en el pueblo y casi todos los hombres trabajaron en la fábrica de Asbestos de México", explica. 

"Desgraciadamente fallecieron seis tíos, mis hermanos y mi mamá por lo mismo. A mi suegro no le tocó esta enfermedad, pero sí tenía residuos de asbestos y todos murieron por cáncer pulmonar detectado de asbestosis. Uno de mis tíos que trabajó en la fábrica murió a los 35 años".

De acuerdo con resultados preeliminares de un estudio de la Unidad de Investigación de Salud en el Trabajo del IMSS, al menos 20 personas que en un año buscaron ayuda médica por asfixia o tos severa en este pueblo fueron diagnosticadas con un cáncer provocado por respirar fibras procedentes de una fábrica de productos de asbesto.

Esto significa, de acuerdo con Guadalupe Aguilar Madrid, quien dirige la investigación, que en la comunidad existe una cifra aún indeterminada de muertes a causa del mismo mal.

El grupo ha documentado que la empresa Asbestos de México S. A. se asentó por medio siglo y emitió al ambiente residuos que, incrustados en las células de los pulmones, generan un cáncer cuyos síntomas no brotan hasta que se ha cundido y no hay cura. La fábrica cerró hace 15 años.

Para Ernesto, quien murió a los 48 años, la fábrica fue opción laboral para pagar sus estudios. Caminaba una cuadra y entraba al trabajo y así pasó ocho meses en el departamento de láminas. No gastaba en pasajes, cuenta la esposa.

"En el Centro Médico le dijeron a mi esposo que tenía asbesto en los pulmones. Queremos unirnos todos para que revisen cómo está el ambiente porque nuestra preocupación es: ¿Y ahora quién sigue?"

A María Inés se le rompe la voz. 

Primero fue una tos crónica, luego agua en el pulmón y la confirmación de un tumor canceroso en la pleura. 

"Yo le dije al doctor: '¿Cómo?, ¿agua en el pulmón? Eso mismo le dijeron a mi mamá'. Se nos doblaron los pies porque pensamos: 'Otra vez, no'.

Desde junio del año pasado, cuenta María Inés, en la comunidad hay alguien a quién velar. 

"Tenemos miedo porque es una enfermedad muy agresiva y no podemos hacer nada. Estamos con ese temor".

Desde la puerta de la casa de la viuda, se ve la fábrica de pinturas y, a una cuadra, las bodegas que antes fueron la nave Asbestos de México.

Para llegar a casa de su cuñado, ella cruza un puente que atraviesa las vías del tren. Conforme avanza, puede distinguir una larga fila de vagones a un costado de la fábrica de cementos Anáhuac, abiertos, con toneladas a la intemperie del producto mineral cuyo proceso industrial es señalado como riesgoso para quienes respiran los residuos en el ambiente.

El viento de esta tarde hace volar el polvo fino que deja una lluvia gris en los autos y cae sobre áreas verdes que funcionan como centro deportivo para los habitantes de esta localidad.

En el panteón del pueblo, la mujer muestra las tumbas de sus familiares. Una cruz negra, para Ernesto, una blanca es de Enrique Basurto... y la aflicción la enmudece y sólo señala otra, y una más a la izquierda, y otra a dos pasillos.

"¿Por qué no puede haber algo para que esa enfermedad no siga?"

María Inés ha emprendido una campaña. Pegó carteles para avisar que llegarán médicos para explicar la serie de defunciones que han padecido las familias, por qué todos han muerto en sus casas, sedados para paliar el dolor, con tanques de oxígeno que poco ayudan porque no tienen modo de retener el aire.

Ella no quiere ni un muerto más por este cáncer, dice, y menos un sepelio nuevo de otro familiar.

Comparten pobladores el mismo diagnóstico

Médicos de la Unidad de Investigación en Salud en el Trabajo del IMSS acudieron el sábado 13 a esta comunidad de Tlalnepantla para convocar a los pobladores a realizarse pruebas y detectar mesotelimia pulmonar, conocido también como cáncer de asbesto.

En la asamblea encabezada por la epidemióloga Guadalupe Aguilar, quien dirige una investigación sobre este tipo de cáncer en el País, los pobladores fueron contando como sus familiares o vecinos presentaron síntomas similares y murieron por problemas pulmonares.

En esta zona industrial de Tlalnepantla, la compañía Asbestos de México operó 56 años hasta 1998, cuando cerró. Las aguas residuales vertidas a cielo abierto formaron una laguna donde los niños nadaban como recreo habitual y las mujeres lavaban la ropa.

La asamblea en el auditorio comunitario comenzó a las 12:20 horas. Claudia Jiménez fue una de las primeras en llegar acompañada de Josefina y Patricia, sus dos hermanas. Mientras los médicos explican que la inhalación de asbesto es reconocida como causante de cáncer, Claudia hace anotaciones en una libreta que sacó de su bolsa.

Cuando se le pregunta porqué decidió venir a la asamblea, ella responde:

"Porque siempre hemos vivido aquí y porque nosotros somos 6 hermanas pero dos de ellas ya fallecieron de fibrosis pulmonar. La primera tiene 17 años que falleció y la segunda tiene 11 meses. Las dos de fibrosis pulmonar. Nada más que la primera que falleció tenía 33 años y la otra tenía 56 años".

Todas sus anotaciones, añade, son para su hermano mayor que estuvo trabajando en esa empresa y ahora presenta algunos síntomas, pero se niega a atenderse porque teme la confirmación de un diagnóstico similar al de sus hermanas. 

El turno en el micrófono es de Marco Antonio Velásquez, de 64años.

"Me hicieron la prueba, mandaron la biopsia a Patología, la especialista no sabía si tenía el mesotelioma o no lo tenía. Entonces ahorita estoy en observación. Me están mandando cada seis meses a checarme".

Gabriela Barrón pide la palabra y expone:

"Toda mi vida he vivido aquí en San Pedro Barrientos y sí es preocupante porque mi familia, la mayoría, se ha muerto de cáncer; no nada más de pulmón sino de intestino, cáncer en el estómago. Mi mamá tiene dos años que murió de cáncer en el intestino y a ella sí le dijeron que le había afectado la cementera y asbestos, a ella todavía le tocó ir a lavar al agua que salía de la fábrica", dice.

"Mi hijo trabajó a la edad de 16 años en Asbestos, él tenía que trabajar para seguir estudiando. Se recibió de abogado. Hace dos años falleció mi hijo de cáncer de los pulmones, yo ya me siento cansada de mis pulmones, y no sé qué va a pasar", dice a su vez Filiberta Cortés.

Al mismo tiempo que los pobladores de Barrientos cuentan sus inquietudes, un grupo de jóvenes van y vienen con cámaras, son el colectivo Best Picture System, integrado por latinoamericanos que se conocieron en Cuba estudiando cine y ahora llegaron a Barrientos atraídos por la idea de hacer un documental.

"Queremos que se conozca el peligro del asbesto y que es necesario prohibirlo para que no se siga muriendo más gente, nos interesa concientizar", advierte Arturo Juárez.

Dos horas después, cuando concluye la asamblea, las personas se anotan en una lista para ser candidatos a una prueba.


Enviado por jcp el 17 abril 2013 00:00:00 (1746 Lecturas)






Artículos e imágenes de:
 Asbesto/ Amianto/ Alternativas
Asbesto/ Amianto/ Alternativas
Aportes de Ana Digon
Aportes de Ana Digon
 País: México
País: México

 
     Enlaces Relacionados


Noticia más leída sobre Asbesto/ Amianto/ Alternativas:
De Ana Digón sobre Asbestos en Buenos Aires


     Votos del Artículo
Puntuación Promedio: 0
votos: 0

Por favor tómate un segundo y vota por este artículo:

Excelente
Muy Bueno
Bueno
Regular
Malo


     Publicidad






Todos los logos y marcas registradas son propiedad de sus respectivos dueños. Los comentarios son propiedad de quienes lo envían, todo el resto © 2006-2011 by Sertox.

Webs Asociadas: www.country2.com / Radio FM Estacion San Pedro / Lombó Teatro Salamanca - Zamora

PHP-Nuke Copyright © 2005 by Francisco Burzi. This is free software, and you may redistribute it under the GPL. PHP-Nuke comes with absolutely no warranty, for details, see the license.
Página Generada en: 0.05 Segundos