Bienvenido al ::: SerTox :::!

     Menú
· Noticias
· Institucional
· Investigación
· Materiales Educativos
· Biblioteca multimedia
· Preguntas frecuentes
· Boletín
· Buscar
· Contáctenos
· Enlaces - Directorio
· Glosario
· Noticias x Mes
· Temas
· Top 15

EnglishSpanish

     Buscar


     Categorías
· Todas las Categorías
· Aportes
· Ejercicios
· Informan / Escriben
· La prensa
· Noticias del Sertox
· Recomendamos
· Toxicología al día
· Trivia toxicológica
· zNo sólo de tóxicos

     Blogs



     Manifiesto amianto





 Aportes: Consecuencias de exposición durante el embarazo a sustancias químicas domésticas comunes

La exposición prenatal a las sustancias químicas domésticas lesiona la cognición de los niños. Por Liam Davenport. espanol.medscape.com.  La exposición durante el embarazo a sustancias químicas domésticas comunes como las que contienen ollas y sartenes para cocinar no adheribles, tapicería, tapetes y dispositivos electrónicos, puede dar por resultado un desarrollo cognitivo y conductual más deficiente durante la infancia, según los resultados de una nueva investigación.

En un análisis de más de 250 pares madre-niño la exposición materna a polibromodifenil éteres (PBDE) y sustancias perfluoroalquiladas (PFAS) se relacionó con alteraciones en la función ejecutiva de niños de 5 y 8 años de edad.

“Estos hallazgos parecen indicar que las concentraciones de PBDE y PFAS en el suero materno durante el embarazo pueden relacionarse con una función ejecutiva más deficiente en niños de edad escolar”, informan los investigadores del estudio cuya primera autora es Ann Vuong, DrPH, una investigadora posdoctoral del Departamento de Salud Ambiental de la Universidad de Cincinnati, en Ohio.

“Dado que la persistencia de los PBDE y las PFAS ha dado lugar a concentraciones séricas detectables en todo el mundo, las disfunciones observadas en la esfera ejecutiva pueden tener una gran repercusión a nivel de la población”, añaden.

El estudio fue publicado el 28 de enero en la versión electrónica de Environmental Research.

Peor cognición y función ejecutiva

Para el estudio, los investigadores analizaron datos de la cohorte natal prospectiva del Estudio Resultados en la Salud y Medidas en el ambiente.

Se enfocaron en 256 pares madre-niño, en quienes se determinaron las concentraciones séricas maternas de PDBE y PFAS a las 16 ± 3 semanas de la gestación. Se aplicó el Inventario de la Función Ejecutiva para la Evaluación de la Conducta (BRIEF) calificado por los progenitores a los niños de 5 a 8 años de edad; las puntuaciones más altas indicaron una alteración más alta.

Descubrieron que las mayores concentraciones de PBDE se relacionaban con madres que eran no caucásicas, tenían menos nivel educativo, menos ingresos, no estaban casadas o vivían solas, o bien, que tenían puntuaciones más bajas en la Observación Doméstica para la Medición del Ambiente.

Las concentraciones más altas de las PFAS ácido perfluorooctanoico (PFOA) y sulfonato de perfluorooctano (PFOS) se observaron en mujeres que eran caucásicas no hispanoamericanas, que tenían ingresos más altos o que presentaban depresión mínima o leve.

Utilizando modelos mixtos lineales y estimaciones generalizadas, el equipo de investigadores determinó que los incrementos de 10 tantos en las concentraciones del PBDE, BDE-153, se asociaban a una regulación más deficiente de la conducta.

El aumento de las concentraciones de BDE-153 también se asocia a un incremento en las probabilidades de tener una puntuación en la regulación de la conducta o en la función ejecutiva general de 60 puntos o más en el BRIEF (oportunidades relativas –OR- respectivas, 3,92 y 2,34).

Los incrementos de las concentraciones de PFOS en unidades se relacionaron con peor regulación de la conducta, metacognición más deficiente y un funcionamiento ejecutivo general más deficiente. No se identificó ningún vínculo entre las concentraciones de PFOA y la función ejecutiva.

Riesgo persistente                                                 

La Dra. Vuong dijo a Medscape Medical News que aunque la mayor parte de los PBDE y las PFAS se han reducido gradualmente de los productos, persiste el riesgo de exposición.

“Están en el ambiente y probablemente las personas en sus domicilios tienen productos que ya habían adquirido y todo mundo tiene PBDE en sus organismos.  Así que la única forma de reducir sus concentraciones en el cuerpo o la exposición es a través de métodos de limpieza”, dijo.

En el caso del PBDE, se recomienda que las personas utilicen con regularidad un filtro de aire de gran eficiencia para partículas (HEPA) en su aspiradora y que luego limpien la superficie con regularidad para eliminar los residuos y lavarse periódicamente sus manos.

“En el caso de las PFAS se recomienda que se trate de no utilizar envolturas de alimentos rápidos para microondas, o que se limite su uso, y que se procure no utilizar ollas y sartenes deterioradas con cubiertas no adheribles”, añadió la Dra. Vuong.

Aunque es importante la reducción de la exposición a las sustancias con riesgos para el desarrollo neurológico y cognitivo, la Dra. Vuong hizo hincapié en que las sustancias químicas han sido reemplazadas por nuevos compuestos, algunos de los cuales pueden tener sus propios riesgos.

Observó: “La cuestión es que no están regulados y nadie los somete a prueba hasta después que la exposición es considerable y notan que pueden tener algunos efectos o algunos problemas relacionados”.

“Creo que con la forma en que se regulan estas sustancias, es difícil saber lo que ocurrirá antes que se utilicen, ya que no se pueden poner a prueba estas sustancias químicas en las personas”.

Aunque la Dra. Vuong considera que se necesitan cambios en el sistema regulatorio actual admite que “no está segura exactamente cómo se regularía o cuán factible es que las personas por otra parte lo vean”.

“Desde mi punto de vista de la salud publica preferiría analizar a fondo estas sustancias químicas para ver si conllevan un problema antes de ponerlo en los productos a los que siempre estamos expuestos o que nos expondremos de una manera cotidiana”, dijo.

“Desde el punto de vista de otras personas, no estoy seguro que sea posible, ya que no es la forma, no es así como lo sienten. Probablemente les resulta más cómodo, supongo, o tratan de mejorar cualquier producto que estén produciendo”, añadió la Dra. Vuong.

Hallazgos congruentes

En sus comentarios sobre los hallazgos a Medscape Medical News, Sharon Sagiv, PhD, MPH, División de Epidemiologia, Universidad de California, Berkeley, Escuela de Salud Pública, dijo “es una buena cohorte con buenos investigadores” y que los resultados son “muy interesantes y apremiantes”.

Añadió que los hallazgos son congruentes con los publicados por su propio grupo el año pasado, los cuales demostraron un vínculo similar entre los PBDE y la función ejecutiva.

La Dra. Sagiv también estuvo de acuerdo con la Dra. Vuong en que es importante poner a prueba las sustancias químicas que se están utilizando para remplazar a los PBDE y a los PFAS pues “no sabemos todavía cuáles son sus efectos a largo plazo”.

”Para muchas de estas sustancias químicas, simplemente asumimos que son inocuas hasta que no lo son, y tal vez debiéramos estarlas evaluando para determinar si son inocuas antes que supongamos que lo son. Creo que es un problema del sistema”, añadió.

Típicamente, señaló, los estudios de los efectos de las sustancias químicas tardan mucho tiempo en llevarse a cabo. “Es lamentable que se tarde tantos años en conocer cuáles sustancias químicas son perjudiciales o son potencialmente nocivas”, señaló.

La Dra. Sagiv concluyó señalando que las alteraciones de la función ejecutiva son “muy importantes”.

“Las alteraciones de la función ejecutiva pueden tener gran repercusión en un individuo, de manera que diría que es un resultado muy importante de analizar”, dijo.

“Me agrada ver que otros estudios también se están enfocando en este objetivo”.

Referencia: Environ Res. Publicado en versión electrónica el 28 de enero de 2016. Resumen en inglés


Enviado por jcp el 10 febrero 2016 00:00:00 (246 Lecturas)






Artículos e imágenes de:
 Intoxicaciones hogareñas
Intoxicaciones hogareñas
 País: Estados Unidos y Canadá
País: Estados Unidos y Canadá
Aportes de Ana Digon
Aportes de Ana Digon

 
     Enlaces Relacionados


Noticia más leída sobre Intoxicaciones hogareñas:
Ojo al piojo (y a los pulguicidas)


     Votos del Artículo
Puntuación Promedio: 0
votos: 0

Por favor tómate un segundo y vota por este artículo:

Excelente
Muy Bueno
Bueno
Regular
Malo


     Publicidad






Todos los logos y marcas registradas son propiedad de sus respectivos dueños. Los comentarios son propiedad de quienes lo envían, todo el resto © 2006-2011 by Sertox.

Webs Asociadas: www.country2.com / Radio FM Estacion San Pedro / Lombó Teatro Salamanca - Zamora

PHP-Nuke Copyright © 2005 by Francisco Burzi. This is free software, and you may redistribute it under the GPL. PHP-Nuke comes with absolutely no warranty, for details, see the license.
Página Generada en: 0.03 Segundos